Agco apuesta a fabricar en el país un tractor íntegramente nacional

Date: 15.09.2014 | Novedades

El posible desembarco en el país de la empresa alemana Fritzmeier, fabricante de cabinas para tractores y cosechadoras, podría ser clave para la estrategia de producción nacional que está desarrollando el grupo Agco.

En su nueva planta en General Rodríguez, inaugurada esta semana con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la multinacional estadounidense está fabricando sus modelos de tractores de la marca Agco Allis, serie seis de mediana potencia, que llevan 80 por ciento de componentes nacionales. Si se concreta el arribo de la empresa alemana, la integración de sus unidades llegará al 100 por ciento de fabricación nacional.

“Las cabinas representan el 20 por ciento de la composición de un tractor ‘fierro por fierro’”, comentó la Presidenta durante la inauguración, luego de que Agco y Fritzmeier suscribieran en público su compromiso de trabajar en una futura alianza en el país.

La provincia de Santa Fe o la misma General Rodríguez podrían ser los lugares donde se radique la futura inversión.

Apuesta regional

“Nuestra nueva fábrica resalta la importancia del mercado argentino. Agco está comprometido para brindar soluciones agrícolas integrales y servicios para nuestros clientes y distribuidores en Argentina. Planeamos invertir 140 millones de dólares en los próximos cinco años”, valoró Martin Richernhagen, máxima autoridad del grupo a nivel mundial.

Creado en 1990, la compañía Agco tiene presencia en más de 140 países, a través de una red de 3.150 concesionarios independientes y distribuidores. Sus productos se venden a través de sus cinco principales marcas de maquinaria: Challenger, Fendt, GSI, Massey Ferguson y Valtra. Para Argentina y la región mantiene su marca Agco Allis.

Con la inversión en la planta, que tendrá una capacidad para producir 3.500 tractores y 2.000 motores de baja potencia y alta tecnología, Agco busca fortalecer su posicionamiento en el mercado de América del sur. “Vamos a adicionar nuevas marcas en Argentina y esa será una forma de reposicionarnos. Con Massey Ferguson y Valtra, que van a llegar dentro de poco, junto con Agco Allis, tendremos tres marcas que se diferencian en tecnología y potencia y que nos ayudarán en el mercado doméstico y en la exportación para Sudamérica”, adelantó en diálogo con La Voz del Campo Frank Keller, director general y vicepresidente de Agco Argentina. El complejo industrial bonaerense será complementario con los que la compañía posee en Brasil y tiene como meta generar las unidades que permitan duplicar las exportaciones en los próximos dos años.

En los primeros ocho meses de 2013, el grupo Agco (a través de sus marcas Agco Allis, Valtra, Massey Ferguson y Challenger) vendió en el país 1.095 unidades, casi el doble de las 548 que había logrado comercializar en igual período del año pasado. Más allá del repunte operado, 2012 fue muy pobre en ventas de tractores. El mercado aún está lejos del año 2008, cuando entre enero y agosto Agco había logrado vender 2.411 tractores y lideraba con sus marcas las ventas internas, de acuerdo con las cifras de la Asociación de Fábricas Argentinas de Tractores y Equipamientos Agrícolas, Viales y Motores (Afat).

“Queremos regresar al liderazgo del mercado; ahora estamos más abajo. Pero con la tecnología y la nueva planta que ofrecemos vamos a volver a ser líderes”, confió Keller.

Con un trabajo que ya lleva casi 10 años de desarrollo, la fábrica viene conformando una red de proveedores que le permite hoy comandar el ranking de localización de agropartes para sus unidades, dentro de las multinacionales que operan en el país.

“Tenemos 20 proveedores claves y 30 más pequeños pero no menos importantes. A través de un trabajo conjunto hoy suministran cantidad y calidad”, sostuvo Keller.

La estrategia de producción de corto plazo incluye a partir de junio próximo la producción de los motores Agco Power, que equiparán a las unidades nacionales, y la posterior incorporación de las marcas de tractores Agco y Massey Ferguson. Los motores Agco Power fueron creados por la empresa en Finlandia y actualmente se producen en ese país europeo, y en Rusia, China y Brasil.

En un proyecto que llevará al menos dos años, la empresa estadounidense incorporará la fabricación de las cosechadoras Massey Ferguson.

“Aún no hay fecha cierta, pero las cosechadoras está dentro de nuestro radar”, reconoció Andre Mueller Carioba, vicepresidente senior y gerente general de Agco en Sudamérica.

Para ello, la empresa ya viene trabajando en el desarrollo de algunos proveedores específicos. “Para la fabricación de las cosechadoras vamos a usar parte de la red de proveedores de tractores”, precisó Keller.

Según el titular de la empresa en Argentina, la futura producción de cosechadoras podría comenzar con un nivel de integración nacional por debajo de 50 por ciento.

Leave a Comment

Name (required)
Website
Su Mensaje (required)